El transporte por carretera es el más usado en la Unión Europea ya que ofrece mayor flexibilidad que otros medios, si se trabaja bien, claro. Este gran volumen de traslados por vía terrestre hace que la logística, la gestión de las rutas y de los vehículos, sea sumamente importante. Hoy queremos hablar de uno de estos aspectos clave de todo esto: los tipos de camiones que existen para el transporte de mercancías por carretera y cuál suele ser su uso.

Tipos de camiones según estructura

Los camiones más utilizados para el transporte de carga por carretera son los rígidos y los articulados. Los camiones rígidos son vehículos de carga que constan de una estructura de una sola pieza, manteniendo unidos la cabina del conductor y el remolque. Estos camiones suelen ser más pequeños, siendo la mejor opción para rutas de corta distancia que incluyan núcleos urbanos.

Por su parte, los camiones articulados son divisibles y tienen la unidad de remolque separada. Estos vehículos son más grandes y tienen una mayor capacidad de carga que los camiones rígidos. Es por este motivo que se utilizan en trayectos más largos para transportar grandes cantidades de bienes o mercancías.

También existen los conocidos como trenes de carretera, que no son otra cosa que camiones rígidos con uno o varios remolques de carga unidos a este. Se trata de vehículos de grandes dimensiones, que pueden llegar a los 25 metros de longitud y transportar más de 50 toneladas.

Según tipo de carga que transportan

Si nos fijamos en la clase de vehículo según la carga que transporta, encontramos más diferencias y más tipos de camiones. Algunos de los más utilizados son:

 

  • Camiones de lona. Seguro que lo has visto por la carretera, y es que es el modelo más usado. En este tipo de vehículos el remolque tiene los laterales y el techo cubiertos por lonas que se pueden quitar y poner. Esto agiliza el proceso de carga y descarga.
  • Camiones cerrados. La estructura del contenedor es rígida y solo permite la carga y descarga de mercancías por la parte trasera del camión.
  • Camiones con contenedor o plataformas abiertas. Se trata de los vehículos que llevan la carga total o parcialmente descubierta. Este tipo de camión suele utilizarse para transportar mercancía pesada y/o materiales de construcción.
  • Camiones frigoríficos. Como su nombre indica, se trata de los vehículos que se utilizan para el traslado de carga que necesita ir refrigerada en todo momento. Dentro de este grupo encontramos diferentes clases de camiones: frigoríficos, refrigerados o isotermos, que se diferencian por disponer de sistema de enfriamiento propio o por contar únicamente con sistema de aislamiento de temperatura.
  • Camiones cisterna. Este tipo de vehículo especial se suele usar para transportar mercancías peligrosas, principalmente líquidos, gases y otros productos químicos. Es por eso que debe cumplir con una normativa de seguridad muy estricta. Si bien es cierto que también se utiliza para trasladar otro tipo de líquidos que no suponen ningún peligro, como puede ser leche o aceite, por ejemplo.

Tipos de camiones según su peso

Existe también la categorización de camiones según su peso o su MMA (Masa Máxima Autorizada). La MMA hace referencia al peso total del vehículo, incluyendo la carga, el conductor, etc. Teniendo en cuenta estos parámetros, existen tres categorías o grupos:

 

  • Camiones N1: son los vehículos que tienen una MMA igual o inferior a los 3.500 kg.
  • Camiones N2: con una MMA superior a 3.500 kg y hasta 12.000 kg.
  • Camiones N3: vehículos que tienen una MMA que excede los 12.000 kg.

Camiones según nivel de emisiones

Finalmente, los camiones de transporte de mercancías pueden clasificarse según el nivel de emisiones que generan. Esta distinción se hace en base a la normativa establecida por la Unión Europea y es la siguiente: 

 

  • Camiones EURO 4: vehículos sujetos a la normativa del 2005 que entró en vigor en el 2006 y que autoriza a los camiones a tener unas emisiones de 3,5 g/kWh.
  • Camiones EURO 5: camiones acogidos a la normativa del 2009 que permite unas emisiones de 2,0 g/kWh.
  • Camiones EURO 6: Es el estándar más reciente y establece límites mucho más bajos para las emisiones. Esta categoría incluye a aquellos vehículos posteriores al 2014, cuando entró en vigor, y obliga a los camiones a una reducción del 80% de emisiones de óxidos de nitrógeno con respecto a los vehículos comprendidos en la categoría EURO 5.

Las ventajas del transporte terrestre de mercancías son muchas y, como ves, hay un tipo de camión para cada carga y cada trayecto. Solamente se trata de saber cuándo es necesario usar un vehículo u otro. Por eso es tan importante la logística de transportes y por eso desde Ibercóndor te ayudamos en la gestión del traslado de tus mercancías.