Si trabajas en logística o si lees nuestros artículos con asiduidad, seguro que estás familiarizado con el término Incoterms. Es algo imprescindible a la hora gestionar cualquier importación o exportación de mercancías. Sin embargo, si eres nuevo en el sector quizás te preguntes qué son los Incoterms, cuál es su origen, cuando se aplican y para qué sirven. Te lo contamos todo en detalle en este post de blog.

En primer lugar, Incoterm es una abreviatura de International Commercial Terms (Términos Comerciales Internacionales). Estos términos se utilizan a la hora de cerrar contratos de compra-venta internacional para detallar las obligaciones y derechos de cada una de las partes implicadas en el intercambio.

Estas normas o términos son establecidos por la Cámara de Comercio Internacional (CCI, por sus siglas en inglés). Este organismo creó los Incoterms en el año 1936 y, desde entonces, se han ido actualizando y adaptando a las nuevas necesidades y realidades del sector. La última actualización o versión de los Incoterms es la del año 2020 y estará vigente hasta el año 2030.

Existen diferentes tipos de Incoterms, que detallaremos más adelante, pero todos ellos establecen una serie de responsabilidades, detalles y reglas que incluyen:

  • El coste y cómo se reparten los gastos. Se determina qué gastos debe asumir cada una de las partes en cada caso.
  • La transmisión del riesgo. Establece a partir de qué momento y lugar el comprador asume la responsabilidad de los riesgos en los que puede incurrir la mercancía durante su traslado.
  • Lugar de entrega. Determina el lugar exacto en el cual el vendedor debe hacer entrega de los bienes al comprador o depositarlos para su recogida.
  • Trámites aduaneros. Indica quién es responsable de reunir y proporcionar la documentación necesaria y asumir los costes de aduanas.

Tipos de Incoterms que existen

En primer lugar, estos términos se clasifican en cuatro categorías, que se diferencian por el lugar de entrega de la mercancía y las responsabilidades que asumen comprador y vendedor. 

  • Grupo E: entrega directa a la salida.
  • Grupo C: con pago del transporte principal.
  • Grupo F: sin pago del transporte principal.
  • Grupo D: entrega directa en punto de llegada.

Según tipo de carga que transportan

Si nos fijamos en la clase de vehículo según la carga que transporta, encontramos más diferencias y más tipos de camiones. Algunos de los más utilizados son:

  • Camiones de lona. Seguro que lo has visto por la carretera, y es que es el modelo más usado. En este tipo de vehículos el remolque tiene los laterales y el techo cubiertos por lonas que se pueden quitar y poner. Esto agiliza el proceso de carga y descarga.
  • Camiones cerrados. La estructura del contenedor es rígida y solo permite la carga y descarga de mercancías por la parte trasera del camión.
  • Camiones con contenedor o plataformas abiertas. Se trata de los vehículos que llevan la carga total o parcialmente descubierta. Este tipo de camión suele utilizarse para transportar mercancía pesada y/o materiales de construcción.
  • Camiones frigoríficos. Como su nombre indica, se trata de los vehículos que se utilizan para el traslado de carga que necesita ir refrigerada en todo momento. Dentro de este grupo encontramos diferentes clases de camiones: frigoríficos, refrigerados o isotermos, que se diferencian por disponer de sistema de enfriamiento propio o por contar únicamente con sistema de aislamiento de temperatura.
  • Camiones cisterna. Este tipo de vehículo especial se suele usar para transportar mercancías peligrosas, principalmente líquidos, gases y otros productos químicos. Es por eso que debe cumplir con una normativa de seguridad muy estricta. Si bien es cierto que también se utiliza para trasladar otro tipo de líquidos que no suponen ningún peligro, como puede ser leche o aceite, por ejemplo.

Dentro de cada una de estas categorías encontramos distintos Incoterms:

  • EXW (Ex Works). Entrega en fábrica. El vendedor deja la mercancía preparada en sus propias instalaciones o almacenes para que el comprador vaya a recogerlas allí. 
  • FCA (Free Carrier). El vendedor entrega la mercancía en un punto acordado en el país de origen. Los gastos hasta la recogida los asume el mismo vendedor. Una vez recogido el producto en el lugar convenido y hasta la descarga, los gastos corren por cuenta del comprador.
  • Incoterm FAS (Free Alongside Ship). Aplicable solamente para transporte marítimo de mercancías. El vendedor debe dejar la carga en el punto de origen junto al buque en el muelle. El comprador se encarga de la gestión de la carga a bordo, el flete y el resto de gastos hasta destino.
  • FOB (Free on Board). Aplicable solamente en transporte marítimo. El vendedor deposita la mercancía a bordo del buque en el puerto de embarque fijado. En este caso, el vendedor es responsable de los gastos y los riesgos solo hasta que se carga la mercancía en el medio de transporte en origen. A partir de ahí, la responsabilidad la asume el comprador.
  • Incoterm CFR (Cost and Freight). Coste y flete. Esta normativa se aplica solamente cuando la mercancía viaja en medios de transporte marítimos. En este caso, el vendedor paga todos los gastos de transporte hasta que el producto llega al puerto de destino acordado.
  • CIF (Cost Insurance and Freight). Igual que en el caso anterior, se aplica en el transporte marítimo y el vendedor asume todos los gastos de traslado pero, además, paga también el seguro.
  • CPT (Carriage Paid To). El vendedor corre con el gasto y asume el riesgo del transporte hasta un punto acordado en el país de destino. Sin embargo, en este caso, cuando la mercancía pasa a manos del transportista, el riesgo lo asume el comprador.
  • CIP (Carriage And Insurance Paid). Establece las mismas reglas que en el CPT pero, en este caso, el vendedor asume también el coste del seguro. 
  • DAP (Delivered at Place). Se acuerda un punto de entrega y el vendedor debe correr con los gastos y riesgos hasta que el comprador reciba la mercancía.
  • DPU (Delivered at Place Uploaded). La entrega debe hacerse en el lugar elegido por el comprador, que solamente pagará los gastos de importación. El resto de costes y riesgos los asume el vendedor.
  • DDP (Delivered Duty Paid). En este caso, se establece que el vendedor se ocupa de todos los gastos de transporte, seguro, importación y descarga.

Estamos seguros de que ahora entiendes mejor qué son los Incoterms y para qué sirve cada una de estas normativas internacionales. Si, a pesar de esto, sigues teniendo dudas o necesitas asesoramiento sobre la aplicación de estas normativas, no dudes en contactar con nosotros. En Ibercóndor trabajamos para ayudarte.