El seguro de transporte de mercancías es muy importante y, de hecho, se vuelve algo imprescindible cuando hablamos de comercio internacional. Durante la carga, la descarga y el traslado, los productos están expuestos a una serie de riesgos y es por eso que es algo fundamental contar con uno.

Sin embargo, la obligación de tener un seguro de transporte de mercancías varía según las leyes y regulaciones de cada país, así como el tipo de transporte utilizado. En muchos casos, como España, aunque no sea obligatorio por ley, es muy recomendable contar con un seguro para proteger el valor de la mercancía contra pérdidas, daños, robos y otras eventualidades. Además, en el comercio internacional, los Incoterms pueden estipular requisitos específicos referentes a estas pólizas para las partes involucradas.

¿Cómo funciona un seguro de transporte de mercancías?

Como decíamos, un seguro de transporte de mercancías es una garantía y una protección en caso de tener que hacer frente a daños materiales de los productos trasladados. Esto se puede aplicar tanto en desplazamientos o acuerdos comerciales de ámbito nacional como internacional. Es decir, protege a los propietarios de la mercancía durante el transporte de la misma, ya sea por tierra, mar o aire.

En el caso del transporte de mercancías, como ocurre en todas las contrataciones de seguros, la aseguradora se compromete a pagar una indemnización por los daños o riesgos contemplados en el contrato a cambio de una prima. De este modo, se garantiza la seguridad financiera de las partes involucradas en el intercambio aunque haya algún problema con la carga durante el traslado.

Tipos de seguros de transporte de mercancías

La cobertura de un seguro de transporte de mercancías variará en función del tipo de contrato que se lleve a cabo. Existen diferentes pólizas o clases de contratos, que dependen de muchos factores, como por ejemplo el medio de transporte (transporte aéreo, marítimo o terrestre), el tipo de mercancía (si es de mucho valor, si es peligrosa, si es muy voluminosa…) y, por supuesto, la distancia entre el punto de envío y el de recogida. 

Algunos de los más comunes, diseñados para cubrir diferentes riesgos y necesidades durante el proceso de envío y el manejo de la carga, son:

  • Seguro a todo riesgo: Como su nombre indica, este seguro ofrece una cobertura amplia contra todo tipo de riesgos, a menos que estén específicamente excluidos en la póliza. Es el tipo de seguro más completo para el transporte de mercancías.
  • Seguro con cobertura básica o condicional: Ofrece protección contra un conjunto específico de riesgos definidos en el contrato, como pueden ser robos, incendios y el deterioro o daño que pueda sufrir la carga en caso de que se haya producido un accidente. Suele tener un coste menor que el seguro a todo riesgo.
  • Seguro de carga: Este tipo de seguro cubre la pérdida o daño de las mercancías mientras están en tránsito. Puede aplicarse a diferentes modos de transporte, incluyendo marítimo, aéreo y terrestre.
  • Seguro de responsabilidad civil del transportista: Cubre la responsabilidad del transportista por la pérdida o daño de la carga que está bajo su custodia. Este seguro es importante para las empresas de transporte, ya que las protege contra reclamos legales.
  • Seguro de almacén: Proporciona cobertura para los bienes almacenados durante períodos en los que no están en tránsito. Es muy recomendable para las mercancías que requieren almacenamiento temporal en el curso de su entrega.
  • Seguro de crédito a la exportación: Protege al exportador de la pérdida financiera en caso de que el comprador extranjero no pague las mercancías, debido a riesgos comerciales (como la insolvencia del comprador) o riesgos políticos (como la guerra en el país del comprador).

Cada tipo de seguro tiene sus propias características, limitaciones y exclusiones. Así pues, la elección depende de muchos factores. Es por eso que es importante revisar las condiciones de la póliza al detalle y, si es necesario, consultar con un experto en seguros para elegir la cobertura más adecuada.

En Ibercóndor somos especialistas en logística internacional y podemos asesorarte y guiarte a la hora de elegir el mejor seguro de transporte de mercancías para tu empresa y tus trayectos.