acuerdo de libre comercio

Tras meses de duras negociaciones, el pasado mes de diciembre la Unión Europea y el Reino Unido alcanzaron un Acuerdo de Comercio y Cooperación que está en vigor desde el 1 de enero de 2021. Este acuerdo abarca ámbitos como la pesca, la política exterior, la seguridad y la defensa, así como la futura relación comercial entre ambas partes y por ello como se debe realizar el transporte de mercancías.

Qué recoge el Acuerdo de Comercio tras el Brexit

El Acuerdo de Comercio y Cooperación recoge todas las pautas sobre el Libre Comercio, que elimina las cuotas y los aranceles entre el Reino Unido y la UE, pero debemos tener en cuenta que la Unión Europea y el Reino Unido constituirán dos mercados separados y dos espacios normativos y jurídicos distintos. Este hecho creará en ambas direcciones obstáculos al comercio de bienes y servicios, así como la movilidad y los intercambios transfronterizos.

El 1 de enero, el Reino Unido ha perdido todos los derechos y obligaciones que tenía como Estado miembro de la UE. A partir de ahora ya no se beneficiará del acceso fluido al mercado único y a la unión aduanera de la UE, ni de las políticas y los acuerdos comerciales internacionales de la misma (incluidos los acuerdos de libre comercio con otros países).

Acuerdo de libre comercio

En este se refleja la moderna política comercial de la UE, incluyendo compromisos para la protección de los derechos de los trabajadores y los consumidores, la protección del medio ambiente, la lucha contra el cambio climático y la transparencia fiscal, garantizando que el comercio sea abierto, justo y sostenible.

Gracias a este acuerdo se va a liberalizar el acceso al mercado para las mercancías, con la inexistencia de aranceles y de contingentes para todas las mercancías desde el primer día.

En este acuerdo también se limita las tasas que pueden cobrar las aduanas por los servicios prestados, así como en los ámbitos de los monopolios de importación y exportación, la concesión no automática de licencias de importación y las restricciones a la importación y exportación.

¿Cambiará mucho el transporte de mercancías?

Con el Brexit se aplicarán normas de origen a las mercancías, para que puedan acogerse a las condiciones de trato preferente en virtud del acuerdo ya comentado.

Además, todas las importaciones estarán sujetas a trámites aduaneros y deberán cumplir las normas de la parte importadora. Todas estas importaciones en la UE deben cumplir todas las normas de la unión, y estarán sujetas a controles reglamentarios y controles en materia de seguridad, salud entro otros.

Normas de origen aplicable al transporte de mercancías con Reino Unido

Las normas de origen determinan la nacionalidad económica de los productos cuando estos han sido fabricados con componentes o materiales producidos en otro país, por lo que son un componente intrínseco de toda zona de libre comercio.

Estas normas son necesarias para garantizar que los productos que se benefician de las condiciones del acuerdo de libre comercio se obtienen o se fabrican en su totalidad en la zona beneficiada por el acuerdo (en este caso en la UE y el Reino Unido).

En virtud del acuerdo del Acuerdo de Comercio y Cooperación, las empresas de la UE y del Reino Unido deberán cumplir con normas de origen comparables a aquellas que la UE tiene con otros socios comerciales actualmente.

Los exportadores podrán autocertificar el origen de sus mercancías lo que hace más fácil para los comerciales demostrar el origen de sus productos y con ello reducimos los trámites burocráticos. Durante este primer año de la entrada en vigor del Brexit, los operadores se beneficiarán de una mayor flexibilidad en la recopilación de pruebas documentales para demostrar este origen.

Nuevos controles y trámites aduaneros tras el Brexit

Como a partir de enero Reino Unido ya no forma parte de la unión aduanera, se aplican ya a todas las mercancías procedentes del Reino Unido que entran en el territorio aduanero de la UE, o que salen de él hacia el Reino Unido, todos los controles y trámites aduaneros exigidos por la legislación de la UE (en particular en el Código Aduanero de la Unión).

Esto no afecta al comercio de mercancías entre la UE e Irlanda del Norte, donde se seguirá aplicando el Protocolo sobre Irlanda e Irlanda del Norte, incluido en el Acuerdo de Retirada.

Ambas partes han acordado reconocer mutuamente los programas de los operadores económicos autorizados, que permite a los comerciales de confianza que entran en esta categoría acogerse a ciertas simplificaciones o facilitaciones relacionadas con la protección y seguridad en sus operaciones aduaneras con las autoridades aduaneras de la otra parte.

Si estás pensando en importar o exportar a Reino Unido y necesitas asesoramiento, no dudes en contactarnos. Nuestro equipo, altamente especializado y conocedor de los trámites aduaneros y del mercado inglés te podrá atender. ¿Hablamos?

CONTÁCTANOS

Si estás pensando en importar o exportar a Reino Unido y necesitas asesoramiento, no dudes en contactarnos. Nuestro equipo, altamente especializado y conocedor de los trámites aduaneros y del mercado inglés te podrá atender. ¿Hablamos?

CONTÁCTANOS