despacho aduanero

El despacho aduanero o despacho de aduanas es el proceso administrativo que permite la entrada, tránsito y salida de las mercancías de un territorio aduanero.

Este proceso se basa en la declaración de cierta información relacionada con la importación o exportación ante la autoridad aduanera correspondiente, como los datos de la mercancía y de las personas o empresas que se encargan de enviarla o recibirla.

Estos documentos declaran la solvencia del propietario del cargamento, y son complementarios a la declaración de aduana.

El despacho aduanero lo realiza el agente de aduanas, un profesional que representa a una de las partes (importador o exportador) ante la autoridad aduanera, responsable de la comunicación entre su cliente y la aduana, y de pagar impuestos y aranceles en nombre del representado.

Información necesaria para tramitar el despacho aduanero:

  • Datos fiscales del exportador o importador.
  • Origen y destino de la mercancía.
  • Número de bultos.
  • Peso bruto y neto.
  • Tipo y procedencia del medio de transporte.
  • Impuestos a pagar.
  • Factura comercial
  • Certificado de origen.

Sin embargo, dada la heterogeneidad de la información, depende de cada autoridad determinar los requisitos para el procedimiento.

Agente de Aduanas

Los procedimientos aduaneros los llevan a cabo los agentes de aduanas. Estos profesionales están especializados en el proceso de importación y exportación de mercancías. En este sentido, actúan ante la autoridad portuaria en nombre del importador o exportador, por lo que permiten que los procesos sean más fluidos.

Los documentos que se presentan en aduana requieren de conocimientos técnicos para evitar retrasos. Es importante que la información de la que disponga el agente sea transparente y precisa. La presentación de información incorrecta podría suponer importantes costes administrativos y de almacenamiento para el propietario de la carga.

¿Cómo se realiza el despacho aduanero?

Las mercancías son declaradas informáticamente por el agente de aduanas, y la aduana asigna un canal que evalúa los riesgos y la necesidad de inspeccionar estos productos, basándose entre otros factores en la identidad del exportador, el tipo de mercancía…

Los diferentes canales que existen en un despacho de aduanas son:

  • Canal verde – supone la autorización automática de levante de la mercancía.
  • Canal naranja – implica el examen y comprobación de toda la documentación Una vez aprobada, se autorizará el levante de mercancías.
  • Canal rojo – conlleva la verificación física de la mercancía y de los documentos que la acompañen por parte de la aduana. Una vez se autorice se puede realizar el levante de la mercancía.

Aunque una gran parte de las mercancías transitan por el canal verde, existe un determinado porcentaje que debe pasar un control especial de manera aleatoria para comprobar que no existan irregularidades durante el proceso de importación.

Para llevar a cabo correctamente este procedimiento, en Ibercóndor contamos con profesionales cualificados que le pueden ayudar en todo momento y actuar en su representación a la hora de realizar el despacho aduanero de tus mercancías en España, sin importar el medio de transporte utilizado (aéreo, marítimo o terrestre).

CONTÁCTANOS

Para llevar a cabo correctamente este procedimiento, en Ibercóndor contamos con profesionales cualificados que le pueden ayudar en todo momento y actuar en su representación a la hora de realizar el despacho aduanero de tus mercancías en España, sin importar el medio de transporte utilizado (aéreo, marítimo o terrestre).

CONTÁCTANOS