Controles RoHS y RAEE

Nos guste más o menos, lo cierto es que vivimos en un mundo en el que cada vez se utilizan más aparatos eléctricos y electrónicos, tanto producidos a nivel nacional como otros fabricados fuera. Este es uno de los motivos por los que a principios del año pasado (enero de 2023) se empezaron a aplicar los controles RoHS y RAEE a la importación de material eléctrico y electrónico

Estas siglas hacen referencia a la Restricción de Sustancias Peligrosas (Restriction of Hazardous Substances en inglés) en el caso del RoHS, y Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos en el caso del RAEE. 

Estos controles se integran dentro del TARIC (Tarifa Integrada de las Comunidades Europeas), el reglamento de la Unión Europea que establece el arancel aduanero que hay que aplicar en cada caso y garantiza el cumplimiento de las políticas de la UE en todo aquello referente a la importación o exportación de mercancías.

De acuerdo con la normativa del RoHS, se restringe el uso de algunas sustancias y se prohíbe el uso de otras, por ser consideradas peligrosas si se encuentran en aparatos eléctricos o electrónicos. Algunos ejemplos de estas sustancias peligrosas prohibidas serían el plomo y el mercurio.

En el caso del RAEE, la inspección tiene como objetivo velar por la gestión sostenible de los residuos electrónicos.

Así pues, en el último año, estos dos términos se han convertido en algo clave en el sector de la importación y la logística, y es muy importante conocer todo lo que estos controles suponen en cada situación.

Cuándo y cómo se aplican las inspecciones RoHS y RAEE

Estos controles, como ocurre en otros casos, están a cargo del Servicio Oficial de Inspección, Vigilancia y Regulación de Exportaciones (SOIVRE) y de aduanas. Las inspecciones tienen por objetivo certificar que las importaciones de material eléctrico y electrónico (como pilas, baterías y acumuladores) cumplen con las normas de fabricación establecidas.

Además, se revisa que los responsables de la introducción de estos productos en la Unión Europea cumplen con la obligación de estar inscritos en el Registro Integrado Industrial (RII) y con la gestión ambiental de sus residuos.

Así pues, en el caso del RoHS, se revisa:

  • Documentación. Todas las partes involucradas en el proceso de compra-venta (fabricantes, distribuidores, importadores, etc.) de productos electrónicos están obligadas a cumplir una serie de requisitos. Uno de ellos es tener un registro de conformidad para certificar que los productos cumplen con la regulación.
  • Análisis de los productos. Se realizan pruebas de laboratorio y análisis para comprobar la posible presencia de sustancias restringidas y/o prohibidas. El resultado de estos análisis será la base para la declaración de conformidad.
  • Etiqueta CE. Los productos electrónicos que cumplen con la regulación a nivel europeo, deben tener la etiqueta CE. Esta etiqueta sirve tanto para las autoridades como para los consumidores.

Para superar el control RAEE, se debe disponer de:

  • Documentación. Los importadores deben disponer de un registro actualizado de los aparatos eléctricos o electrónicos que reciben: facturas, fichas técnicas, etc.
  • Declaración de conformidad. Las partes implicadas deben firmar una declaración de conformidad que acredite que los productos importados cumplen con las normativas referentes a la gestión de residuos.
  • Recolección y recogida. Los importadores están obligados a cumplir con una serie de responsabilidades y especificaciones a la hora de desechar los productos electrónicos y/o eléctricos.

Estos controles de aduanas se realizan sin excepción siempre que los productos importados sean grandes y pequeños electrodomésticos, herramientas eléctricas y electrónicas, dispositivos informáticos, electrónica de consumo, dispositivos médicos, etc.

En definitiva, los controles RAEE y RoHS son muy importantes si hablamos de importación y logística aduanera en la Unión Europea. Si tienes alguna consulta sobre el funcionamiento de estos controles para bienes eléctricos o electrónicos, no dudes en contactar con nosotros. En Ibercóndor somos expertos en transporte de mercancías y gestión aduanera y estamos encantados de ayudarte.