El canal de Suez, zona clave para el comercio internacional por donde pasa un tercio de la carga mundial, vuelve a estar de actualidad. Esta vez, las noticias llegan a causa de las tensiones en el mar Rojo, donde milicias hutíes de Yemen están atacando algunos de los barcos que pasan por esa zona. Si bien las milicias han asegurado que sus ataques se dirigen solamente a los buques con destino a Israel, algunos de los barcos afectados se dirigían a Arabia Saudí.

Es importante tener en cuenta que los rebeldes hutíes, más allá de la lucha en la guerra civil de Yemen, son conocidos por su ideología antiimperialista y por su oposición a las políticas y acciones de Estados Unidos, Israel y Arabia Saudí.

Ante esta situación, las principales operadoras han anunciado la suspensión temporal de las rutas por el canal de Suez y el mar Rojo. De hecho, a día de hoy, las navieras MSC, Maersk, Hapag-Lloyd, CMA CGM y Evergreen han empezado a desviar los buques que ahora pasan por el Cabo de Buena Esperanza.

Este desvío, que obliga a los barcos a bordear África, supone añadir mucho tiempo de viaje a la ruta (hasta un 40%). Sin embargo, tanto desde las navieras como desde las empresas de transporte y logística como Ibercóndor, primamos la seguridad de los profesionales que trabajan en estos barcos. Así pues, este desvío de rutas seguirá vigente hasta que la situación en el canal de Suez y el mar Rojo vuelva a la normalidad y sea, de nuevo, una ruta segura.

Efectos en el transporte de mercancías

Como decíamos, estos ataques fuerzan a la modificación de rutas de los buques que transportan mercancías, y estos cambios incrementan notablemente el tiempo de viaje. Esto no solamente puede tener consecuencias a corto plazo, sino que también puede causar un desfase que termine por alargarse meses.

Y es que los trayectos que antes se realizaban en 34 días, ahora, con la ruta por el Cabo de Buena Esperanza, se harán en 43 días. Algo que causa un efecto dominó, retrasando las entregas actuales y las que se habían previsto para próximos trayectos. Así pues, se prevé que los plazos de entrega se retrasen entre 10 y 15 días mientras se prolongue esta situación.

Por supuesto, todo esto también tiene un efecto en el precio del transporte de mercancías, que hará que aumenten las tarifas de los envíos.

Desde Ibercóndor estaremos pendientes de la evolución y las noticias que nos llegan desde el canal de Suez y el mar Rojo para poder seguir ofreciendo el mejor servicio a todos nuestros clientes.